Resuelve las situaciones de conflicto de forma no violenta, a través del diálogo y la negociación. Debemos llegar a acuerdos considerando a ambas partes de la pareja.
Promueve prácticas no sexistas en tu relación de pareja, tales como: la igualdad en la toma de decisiones, el respeto a las diferencias, el valorar los intereses y necesidades de cada persona y la distribución equitativa de tareas y responsabilidades.
Aprende a identificar y manejar positivamente las emociones, en especial, el coraje y el enojo. Cuando estés enojado/a, cuenta hasta 10, y respira hondo para tranquilizarte, escucha con atención a la otra persona tratando de ponerte en su situación y siempre piensa antes de actuar.
Ten criterio propio, y no te rindas ante las provocaciones y presiones de tus pares; las verdaderas amistades no necesitan que les pruebes nada.
1) Promueve el respeto y la paz en las relaciones de pareja.
2) Los celos y el control no son una expresión de amor.
3) La sumisión no es la respuesta para detener la violencia.
4) Tanto los hombres como las mujeres pueden iniciar un acercamiento sexual, y ambos tienen el derecho de escoger si acceden o no.
5) La equidad y el respeto en la pareja no tienen precio.
7) La forma de vestir de una persona no es indicador de su carácter ni otorga permiso para juzgarla ni faltarle el respeto.
8) Nadie obliga a nadie a ser infiel.
9) La sexualidad es algo natural tanto para la mujer como para el hombre.